El número de fallecidos en el accidente de una avioneta que se estrelló contra unas gradas repletas de espectadores durante una competición aérea en Reno, Nevada (EE.UU.), subió a 11, informó hoy una fuente oficial.

Michele Anderson, portavoz del Departamento de Policía de Reno, detalló además a la prensa local que, de los 68 heridos en el accidente, hay tres que permanecen en estado crítico.

El pasado viernes, un avión Mustang P-15 de la Segunda Guerra Mundial se precipitó sobre una grada repleta de espectadores que habían acudido a ver el Campeonato de Carreras Aéreas de Reno, una cita anual para amantes de la aviación y las piruetas aéreas.

El piloto del aparato, identificado como Jimmy Leeward y con experiencia en el manejo de aviones antiguos, falleció al instante junto a seis de los espectadores que se encontraban en las gradas.

La Oficina Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) continúa con las investigaciones para determinar qué pudo llevar a la avioneta a estrellarse contra las gradas, después de que testigos y expertos hayan apuntado a una deficiencia en la cola del aparato que le hizo perder el equilibrio.

Este accidente es el primero que ha afectado a espectadores de la competición de Reno, muy conocida entre los aficionados y con 47 años de historia.

Todas las exhibiciones fueron canceladas tras la tragedia.