La Corte Penal Internacional (CPI) iniciará hoy las audiencias de confirmación de cargos contra el viceprimer ministro y titular de Finanzas de Kenia, Uhuru Muigai Kenyatta, por la ola de violencia postelectoral desatada en 2008 en ese país.

El tribunal, con sede en La Haya, también examinará las pruebas contra el jefe de los servicios públicos de Kenia, Francis Kirimi Muthaura, y el ex jefe de Policía Mohamed Hussein Ali.

Estas personas están consideradas como los "principales organizadores" de supuestos crímenes contra los partidarios del opositor Raila Odinga.

Según los estatutos de la CPI, los acusados no deben declararse inocentes o culpables durante la primera comparecencia, como ocurre en otros tribunales internacionales, sino al inicio de las audiencias de confirmación de cargos, que comienzan hoy.

Tras esas audiencias, los jueces deberán decidir si la fiscalía ha presentado suficientes pruebas como para proceder con el caso.

Según datos de la Fiscalía de la corte, la violencia postelectoral en Kenia causó más de 1.100 muertos, 3.500 heridos y hasta 600.000 desplazados.

Además, durante los 60 días que duraron los enfrentamientos entre los partidarios del presidente saliente, Mwai Kibaki, quien se proclamó vencedor de los comicios, y Odinga, que reclamó para sí la victoria, se cometieron "cientos de violaciones y se destruyeron unas 100.000 propiedades en seis de las ocho provincias de Kenia", según la Fiscalía.