Numerosas naciones donantes reafirmaron el domingo que la Autoridad Palestina está lista para convertirse en un Estado en base a los nuevos informes de importantes instituciones financieras internacionales y de las Naciones Unidas.

El respaldo del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional (FMI), de las Naciones Unidas y de los donantes presentes en la reunión del domingo por la noche deberían ser un incentivo para los palestinos que presionan para lograr ser aceptados como un Estado independiente en las Naciones Unidas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, Jonas Gahr Stoere, que preside el grupo de apoyo de donantes, llamado Comisión Ad Hoc de Enlace, dijo que los esfuerzos "para construir robustas instituciones estatales y reavivar la economía palestina se destacan como una sorprendente historia internacional de éxito".

Señaló que "ahora es decisivo salvaguardar esos logros y el progreso alcanzado hasta el momento".

En abril, el comité de principales contribuyentes financieros a los palestinos recibieron con beneplácito un informe del Banco Mundial, el FMI y la ONU que indicaba que la Autoridad Palestina "estaba por encima del límite" requerido para operar instituciones estatales.

Stoere dijo que el comité está enfocado en mantener la "sostenibilidad fiscal y la viabilidad económica" de la Autoridad Palestina.

En informes preparados para la reunión, el FMI y el Banco Mundial advirtieron sobre los crecientes riesgos para la economía palestina que podrían minar el crecimiento y los logros recientes en la formación de las instituciones de un Estado.

El Banco Mundial reportó "progreso substancial" en el programa palestino de dos años para la creación de instituciones estatales sólidas. "Sin embargo, el inicio de una aguda crisis fiscal y el declive del crecimiento económico podrían socavar la promesa de estos logros de formación de instituciones", advirtió.

Stoere dijo que el comité ha manifestado sus dudas de que los efectos de la ocupación israelí en Cisjordania y la Franja de Gaza estén dificultando el potencial de crecimiento económico, y que el apoyo de donantes hacia los palestinos podría estar decayendo a "una etapa crítica para mantener la actividad donante".

Agregó que durante la reunión se planteó el mensaje de que los donantes quieren ver que reanuden las negociaciones entre israelíes y palestinos, desde hace tiempo estancadas.