Los cuerpos de dos víctimas de nacionalidad peruana del choque entre un ómnibus y un tren ocurrido el pasado martes en Buenos Aires serán repatriados a Perú la próxima semana, informaron hoy fuentes diplomáticas.

El juez argentino Julián Ercolini, quien interviene en la causa abierta por el accidente, resolvió autorizar la repatriación de los restos de Luzgardo Sánchez y de su hija, Luz Linda Sánchez Guevara, dos de las once víctimas fatales de la tragedia.

El Consulado General de Perú en Buenos Aires informó que la repatriación "tendrá lugar entre el martes y el miércoles de la próxima semana debido a que están por concretarse los trámites burocráticos regulares".

Luz Linda Sánchez Guevara, de 26 años y oriunda del departamento La Libertad, y su padre, Luzgardo Sánchez Gonzáles, de 73 años, eran pasajeros del autobús que chocó a un tren en el barrio porteño de Flores al atravesar un paso a nivel.

Según señaló a Efe el cónsul general de Perú en Buenos Aires, Hugo Pereyra, la mujer residía hace cinco años en el barrio porteño de Abasto, mientras que su padre había viajado hace pocos días a Buenos Aires para visitar a su hija.

En el autobús también viajaba el hijo de Sánchez Guevara, identificado como Adrián Tantapoma, de 2 años, que fue ingresado en el hospital Gutiérrez, de la capital argentina, con algunos cortes, golpes en la cabeza y una fractura en la clavícula por la que fue operado.