Apenas dos días después de que un avión causara 9 muertes al impactar contra una grada de espectadores en Nevada, las autoridades de EE.UU. investigaban hoy otro accidente en un espectáculo aéreo, que dejó un muerto en Virginia Occidental.

John Mangan, piloto de un avión de exhibiciones de mediados del siglo XX, falleció el sábado al estrellarse el aparato con el que participaba en el espectáculo aéreo "Thunder Over the Blue Ridge", en el condado de Berkeley de Virginia Occidental, informó hoy el diario The Journal, de la localidad vecina de Martinsburg.

Al contrario que en el suceso del viernes en Reno (Nevada), donde el avión dejó decenas de heridos entre las gradas, en este caso los espectadores se encontraban a una distancia segura cuando el avión que pilotaba Mangan se estrelló, desintegrándose en una bola de fuego.

La Oficina Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) investiga hoy el accidente, del que aún se desconoce la causa, y espera tener listo un informe al respecto en los próximos diez días.

"Será algo muy inusual si podemos contar con una determinación de una causa probable en menos de seis meses", advirtió hoy en una conferencia de prensa un portavoz de NTSB, Peter Knudson, quien indicó que normalmente la investigación de este tipo de accidentes suele durar un año.

Mientras en Reno, la NTSB y otras agencias federales continuaban asistiendo hoy a la policía estatal para identificar las causas del fallo del avión de la Segunda Guerra Mundial que causó nueve muertes, entre ellas la del veterano piloto Jimmy Leward.

Las autoridades recuperaron durante el sábado fragmentos de la cola del avión, donde algunos expertos apuntan a que pudo originarse un fallo técnico, indicó a periodistas el portavoz de NTSB Mark Rosekind.

Los equipos investigan, además, si el compensador de profundidad de uno de los elevadores del avión, que se rompió antes de la caída, fue determinante a la hora de provocar que el avión se desplomara, añadió Rosekind.

Además, las autoridades revelaron hoy la identidad de otras dos de las víctimas mortales, George y Wendy Hewitt, miembros de un escuadrón aéreo, que se encontraban entre el público y murieron en el momento del impacto, según la cadena CNN.

Tanto la competición de Virginia Occidental como la de Nevada quedaron canceladas por completo tras los accidentes, mientras se abre el debate sobre la seguridad de celebrar espectáculos aéreos con público en las gradas.