Las autoridades panameñas detuvieron hoy a un dominicano como el principal sospechoso de asesinar a cinco jóvenes chinos, a los que enterró en su casa y de los que ya se exhumaron dos cadáveres.

El director de la Policía Nacional y el de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) de Panamá, Gustavo Pérez y Manuel Moreno, respectivamente, dijeron en rueda de prensa que antes del asesinato de los jóvenes, ocurrido en la población de Chorrera, 30 kilómetros al oeste de la capital, las víctimas habían sido secuestradas para pedir rescate por ellas.

Los jóvenes fueron identificados como Yesenia Lou Kam, de 18 años; Young Wu Ken, de 27; Sammy Zenq Chen, de 19; Yoel Liu Wung, de 19, y Georgina Lee Chen, de 18 años.

Las autoridades señalaron que la conclusión a la que han llegado es que los chinos fueron asesinados por el dominicano -cuyo nombre no fue facilitado-, radicado en Panamá desde hace varios años.

Su captura se logró tras las investigaciones que se iniciaron hace un año, cuando el dominicano presuntamente secuestró a la primera de sus víctimas (una mujer) en octubre de 2010.

En esa ocasión no se concretó transacción comercial alguna por su libertad, por lo cual el sujeto procedió a asesinar a su víctima, detalló la Policía Nacional en un comunicado oficial.

Añade que después realizó un segundo secuestro en diciembre pasado, logrando cobrar 83.000 dólares, mientras hace una semana retuvo a otros tres chinos a cuyos familiares les pidió un rescate de 150.000 dólares.

El sospechoso de esta matanza posee un negocio de venta de chips y partes de celulares, donde los chinos asistían frecuentemente, lo que le daba la oportunidad de dar seguimiento a sus víctimas, según la policía.

Moreno indicó que el dominicano confesó y ubicó el punto exacto donde supuestamente fueron enterradas las víctimas, dentro de su residencia.

En la casa del sospechoso se hallaron ciertas evidencias y documentos de las víctimas, así como 103.000 dólares en efectivo, detalló.

En el lugar, personal del Instituto de Medicina Legal y la Fiscalía Auxiliar, conjuntamente con la DIJ de la Policía Nacional, excavan para desenterrar a las víctimas, dos de las cuales ya fueron exhumadas, dijo a Efe una fuente policial.

Moreno dijo que no descarta que haya más personas involucradas en este crimen.