Un hombre fue detenido hoy en Miami acusado de vender cuadros robados de una galería de Los Ángeles, así como falsificaciones de obras de arte, asegurando que se trataba de piezas firmadas por reputados artistas, informó hoy la Fiscalía estadounidense.

Matthew Taylor, de 43 años y residente en Vero Beach (Florida), fue arrestado sin incidentes esta mañana por agentes especiales del FBI, después de que la semana pasada un gran jurado de Los Ángeles presentara siete cargos contra él por haber mantenido un fraude durante años como coleccionista de arte.

La acusación formal asegura que Taylor estafó al menos dos millones de dólares mediante la venta de más de cien obras, entre ellas falsificaciones de artistas como Claude Monet, Vincent van Gogh, Jackson Pollock y Mark Rothko.

Taylor, que podría ser condenado a un total de cien años de prisión, "alteró pinturas de artistas desconocidos para que parecieran productos de artistas famosos y luego los vendió a precios exponencialmente superiores a su valor real", asegura la acusación.

Añade que para ocultar la verdadera naturaleza de las pinturas, creó y puso etiquetas en los cuadros falsos que indicaban que las obras de arte habían formado parte de prestigiosas colecciones de arte en museos famosos, entre ellos el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

En cuanto a los robos de arte que se le atribuyen, la acusación formal asegura que Taylor sustrajo una pintura de Granville Redmond llamada "Marina en el crepúsculo" de una galería en Los Ángeles.

"Taylor vendió más tarde la pintura en una galería diferente por 85.000 dólares, afirmando falsamente que su madre lo poseía desde hacía varios años", explicó la Fiscalía.

La acusación también alega que Taylor robó del mismo lugar una pintura de Lucien Frank titulada "Escena en el parque, París", que "fue vista varios años más tarde en una galería en Vero Beach".