Al menos seis personas murieron y miles de hectáreas de arroz quedaron destruidas por las inundaciones causadas por las fuertes lluvias desde el pasado fin de semana en las zonas norte y central de Vietnam, indicaron hoy fuentes oficiales.

La última víctima fue un bebé que murió ayer cuando un corrimiento de tierra destruyó su guardería en la provincia norteña de Lao Cai, indicó el Comité de Control de Tormentas e Inundaciones.

Además, una mujer de 40 años y su hija de 13 fueron arrastradas por la corriente y sus cuerpos fueron recuperados a un kilómetro de distancia.

Las inundaciones en Vietnam han anegado 74.128 hectáreas de arroz y dañado más de 2.000 casas y 50 escuelas, con unas pérdidas de 38 millones de dólares (unos 24,28 millones de euros), precisó el comité.

Según las autoridades, en las provincia centrales del país ha llegado a caer entre 300 y 650 milímetros en la última semana.