El ministro francés de Industria, Éric Besson, anunció hoy que los resultados de las pruebas de estrés realizadas a sus centrales nucleares se harán públicos el próximo jueves, en una prueba de "transparencia".

Besson, en una entrevista a la cadena de televisión "iTélé" explicó que con el primer ministro, François Fillon, ha pedido a la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN) que publique los informes de esos test que tenía que entregar al Gobierno el jueves.

"No se puede tener una mayor transparencia, al contrario de lo que se ha oído desde hace unos días", comentó en alusión a la reaparición de la polémica sobre la seguridad de las instalaciones nucleares francesas después de que en una de ellas, Marcoule, se produjera una explosión en un horno que causó la muerte de un trabajador y heridas muy graves a un segundo.

El ministro, conocido por sus posiciones muy en favor del sector nuclear, insistió en que lo ocurrido en Marcoule "fue un accidente, pero no se puede hablar de accidente nuclear", en referencia a esa explosión en un horno dedicado a la fundición de residuos metálicos de baja radiactividad.

Las pruebas de resistencia encargadas por Fillon a la ASN tras la catástrofe de Fukushima en Japón cubren los 58 reactores atómicos que producen cerca del 80 % de la electricidad generada en Francia, gestionados por EDF, pero también cuatro plantas de la compañía estatal Areva dedicadas esencialmente al combustible nuclear.

Se trata de auditorías técnicas a las que podrían seguir en las próximas semanas recomendaciones para corregir o mejorar los dispositivos de seguridad.