Walter Bonatti, un escalador italiano que recibió reconocimiento tardío por su participación en el primer ascenso a la cima de K2, el segundo pico del mundo en altura, ha muerto. Tenía 81 años.

Bonatti, que era periodista, murió repentinamente de una enfermedad no revelada, dijo su director, Baldini Castoldi Dalai.

Bonatti participó en varios ascensos famosos en los años 50 y 60, pero la polémica con sus camaradas Achille Compagnoni y Lino Lacedelli al K2, en el Himalaya paquistaní, en 1954 duró años.

Apenas en 2008 el Club Alpino Italiano confirmó la versión de Bonatti, de que éste y su compañero Amir Mahdi cumplieron un papel esencial en el éxito de la expedición de 1954.

Le sobrevive su viuda, Rossana Podesta.