Ecuador analiza la posibilidad de adaptar el funcionamiento de la Audiencia Nacional de España, un tribunal que se encarga de casos de crimen organizado, narcotráfico, terrorismo y corrupción, entre otros, dentro del proceso de reforma del sistema judicial que acomete el país andino.

"Considero una magnífica oportunidad para analizar el funcionamiento de la Audiencia Nacional de España" el proceso de reforma judicial, dijo la ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Johana Pesántez, en una conferencia abierta al público.

La conferencia se realiza en el marco del proceso de transformación del sistema judicial ecuatoriano, aprobado en una consulta popular el pasado 7 de mayo.

Por el momento, dijo Pesántez, el gobierno va presentar "un nuevo código en el que se incluye una tipificación clara del crimen organizado".

En la conferencia "Experiencia de la Audiencia Nacional de España en la lucha contra delitos graves de narcotráfico, terrorismo y corrupción", intervino el presidente de esa institución, Ángel Juanes Peces, quien detalló que este organismo "no es un tribunal excepcional, sino especializado, con normas procesales comunes" y con competencia en todo el territorio español.

A juicio de Juanes Peces, esta especialización, precisamente, permite que se sea "más eficaz" y "más rápido" a la hora de atender los crímenes, porque se sabe de antemano como actuar y se concentra la investigación en un mismo órgano.

La Audiencia Nacional, dijo el juez español, se encarga de delitos como el narcotráfico, el terrorismo, la falsificación de monedas, billetes o cheques -si es realizado por una organización criminal-, crimen organizado, crímenes de lesa humanidad o violación de los derechos humanos, entre otros.

Por otro lado, Juanes Peces indicó que otra de las ventajas es que la Audiencia Nacional trabaja conjuntamente con órganos de justicia similares de la Unión Europea (UE).

En este sentido, explicó que dentro de la UE se han tipificado los delitos de terrorismo, narcotráfico o de trata de personas para que tengan penas parecidas en los diferentes países miembros.

Pese las ventajas que reporta la Audiencia Nacional, Juanes Peces dijo a Efe que se debe estudiar si es "trasladable" a Ecuador, ya que al ser un país más pequeño que España, "a lo mejor le basta con que alguno de los tribunales de los existentes tuviera secciones especializadas".

Recomendó que se potencie la cooperación internacional contra el crimen organizado, que es, según él, la base para acabar con este tipo de delitos.

En este sentido, el fiscal general del Estado ecuatoriano, Galo Chiriboga, dijo a Efe que el país va a buscar "un mayor ambiente de cooperación con las demás fiscalías de la Unasur (Unión Sudamericana de Naciones) y con la de otros países como es el caso de España".

"Ecuador está en un proceso de revisar su estructura política en materia penal incluida la parte del proceso penal. Lo que he escuchado a la ministra de Justicia, es que tiene una opinión favorable de tener una (especie de) Audiencia Nacional con unas características" requeridas en el país, subrayó el fiscal.

Asimismo, remarcó que la Audiencia Nacional de España tiene "sus cosas positivas y negativas", por lo que ahora habrá "un proceso más profundo" de estudio de la iniciativa.

En el marco de la conferencia, Chiriboga resaltó que las conclusiones que saca del estudio de la Audiencia Nacional de España es que para estos tipo de delitos se "requiere de fiscales y jueces especializados" y que "no puede haber un divorcio entre la fiscalía y la policía criminal".

Por eso, enfatizó Chiriboga, la escuela de la Fiscalía va a capacitar a fiscales y a policías en técnicas forenses.

La conferencia de hoy fue organizada por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, la Fiscalía General del Estado, el Consejo Transitorio de la Judicatura, que es el encargado de reformar el sistema judicial de Ecuador.