La guerrilla de las FARC liberó a quince campesinos y pescadores colombianos que habían secuestrado la víspera tras interceptar la embarcación en la que viajaban por aguas del Pacífico (suroeste), informaron hoy a Efe fuentes civiles y militares.

Un vocero de la Armada colombiana indicó a Efe que "las personas fueron dejadas en libertad" en una playa de Tumaco, en el departamento de Nariño, frontera con Ecuador.

Por su lado, el secretario de Gobierno del departamento de Nariño, territorio en el que se produjo el múltiple secuestro, Fabio Trujillo, precisó a periodistas que la liberación se llevó a cabo en el caserío Trujillo.

Agregó que dos de las personas que habían sido secuestradas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llegaron por sus propios medios a un hospital de la región.

Ellas, señaló Trujillo, informaron el lugar en donde estaban las demás personas y las autoridades partieron al sitio para tomar contacto con los liberados.

El secuestro masivo se produjo el viernes hacia las 15.00 horas locales (20.00 GMT), cuando hombres fuertemente armados interceptaron una embarcación que cubría el trayecto entre Tumaco y la pequeña localidad de Salahonda (Francisco Pizarro).

El plagio se registró apenas tres días después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, renovó la cúpula militar de las Fuerzas Armadas y nombró a Juan Carlos Pinzón como nuevo ministro de Defensa.

Posterior al secuestro, las autoridades ubicaron la embarcación en la que se transportaban los lugareños y a dos personas que pasaron a órdenes de las autoridades que investigan si tienen relación con el secuestro o fueron obligadas a cuidar la lancha.

En julio pasado rebeldes de las FARC también secuestraron a 20 personas (entre ellas al candidato a una alcaldía y un concejal) que se movilizaban en dos embarcaciones que cubrían este mismo trayecto, en la frontera con Ecuador.

El candidato a la alcaldía de Salahonda Ferney Satizábal y Dagoberto Ojeda, concejal de ese municipio del departamento de Nariño, estuvieron secuestrados seis días, tras los cuales fueron liberados por las FARC.

Las otras 18 personas estuvieron un día en poder de los guerrilleros.

En marzo pasado las FARC también perpetraron otro secuestro masivo, en una vía del municipio de Puerto Príncipe, en el departamento del Vichada (este), en donde plagiaron a 23 personas.

Luego, la presión militar permitió liberar a 22 de los 23 secuestrados, empleados de una subcontratista de la petrolera canadiense Talismán.