Los precios de las acciones en Europa abrieron el jueves por segundo día consecutivo a la alza con la esperanza de que los directivos de bancos centrales en todo el mundo adopten más medidas que ayuden a fortalecer el raquítico crecimiento económico en todo el mundo.

Mientras el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europea se aprestaban a mantener sus tasas de interés sin cambios, se esperaba que el presidente de Estados Unidos Barack Obama anuncie medidas para fortalecer la creación de empleos en Estados Unidos.

"Los mercados mundiales de valores están intentado recuperarse basados en la esperanza que generan nuevos estímulos de las autoridades globales con el fin de apuntalar el crecimiento", indicó Lee Hardman, un analista del Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ.

En Europa, el referente FTSE 100 de las principales acciones de la Bolsa de Londres subía 0,8% hasta las 5.362 unidades mientras que el DAX de Alemania avanzaba 1% hasta los 5.458 enteros y el barómetro CAC-40 de Francia subió 1,1% a 3.110.

En tanto, en los mercados a futuro, Wall Street parecía encaminarse a un jueves sin variaciones luego de una jornada de fuertes ganancias. Los contratos a futuro del Promedio Industrial Dow Jones bajaban dos puntos a 11.413 mientras que otro referente más amplio, el Standard & Poor's 500 se mantuvo sin cambios a 1.199.

Las preocupaciones generadas por el estado en el que se encuentra la economía mundial se han combinado con los temores en torno a la crisis por deuda de Europa en el último mes, lo cual ha provocado el derrumbe de los mercados financieros. Las repercusiones de la volatilidad reciente se han sentido en las acciones de los directores de política monetaria del mundo, particularmente del Banco Central Europeo.

En vez de continuar con su tendencia de elevar los costos a los préstamos, se espera que el BCE anuncie más tarde que no habrá más alzas en los tipos de interés en los meses por venir mientras se prepara para afrontar un panorama económico más sombrío y la crisis desatada por los endeudamientos que han provocado que tres países hayan tenido la necesidad de ser rescatados.

La atención también se centrará en la conferencia de prensa que ofrecerá el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet después de fijar la política y donde abordará las preguntas de los periodistas sobre el papel que jugará el banco en combatir las crisis que enfrentan las naciones miembros por acumulación de deuda.

El banco adquirió la semana pasada bonos riesgosos tanto de Italia como de España para evitar que la crisis en los mercados de bonos acabaran con las finanzas de ambas naciones.

Los economistas e inversionistas también darán seguimiento cuidadoso a los comentarios del presidente del BCE a la espera que de confirme un dato que expresó durante un testimonio ante el Parlamento europeo la semana pasada de que el banco podría cambiar su postura en el sentido de que los riesgos de la inflación están "a la alza". El riesgo a la alza significa que el banco central considera que es más probable que la inflación supere las predicciones a que caigan por debajo de las expectativas.

Muchos economistas consideraron que Trichet cambiará a una postura en la que el riesgo está "balanceado", lo que significaría que resulta igualmente posible que la inflación vaya por debajo de las expectativas.

Asimismo se espera que el Banco de Inglaterra mantenga su tasa de interés en el 0,5%.

Más temprano, en Asia, los mercados cerraron con alzas modestas.

El índice Nikkei 225 de Japón avanzó 0,3% a 8.793,12 a medida que un debilitado yen ayudó a los exportadores japoneses al abaratar sus productos en el extranjero.

En tanto, el Kospi de Corea del Sur subió 0,7%, a 1.846,64

Sin embargo, el referente Hang Seng de Hong Kong cayó 0,7% a 19.912,82, de la mano con los mercados bursátiles de China, donde el índice compuesto de Shanghai bajó 0,7% a 2.498,94 puntos y el compuesto Shenzhen retrocedió el 1% a 1.100,53.

___

La periodista Pamela Sampson desde Bangkok contribuyó con este despacho.