Un jefe de distrito y tres guardaespaldas murieron hoy por la explosión de una bomba al paso de su vehículo en el este de Afganistán, informaron fuentes oficiales.

El incidente armado se registró entre las áreas de Hashimjil y Kandamak, cuando el vehículo en que viajaban el jefe del distrito de Sherzad, Muhamad Asil, y sus guardaespaldas, impactó con un artefacto explosivo.

Un cuarto guardaespaldas resultó herido, precisó a Efe Ahmad Zuia Abdulzai, portavoz del gobernador de la provincia de Nangarhar, donde tuvo lugar el estallido.

Según testigos, el vehículo quedó totalmente destrozado.

El ataque fue reivindicado por los talibanes, uno de cuyos portavoces, Zabiualah Mujaid, confirmó a Efe que el objetivo era el jefe del distrito de Sherzad.

Se trata del segundo incidente armado de entidad que se produce hoy en Afganistán después de que dos civiles resultaran esta mañana heridos por la explosión de un automóvil conducido por un suicida en la provincia de Herat, en el oeste del país.