La Policía acordonó hoy un complejo judicial en Sídney después de que un hombre amenazó con una bomba mientras mantenía a una niña secuestrada, informaron testigos a los medios locales.

El supuesto secuestrador llegó a un edificio del complejo acompañado de una niña, que al perecer es su hija, y entró sin autorización en una habitación, tras gritar que llevaba una bomba en la mochila, según el testimonio de Betty Hor, una secretaria.

"Diles que llevo una bomba en la mochila", le dijo el desconocido, tras exigirle que llamase a un hombre al que ella no conocía y al Fiscal.

La Policía desmintió que el hombre lleve una bomba adosada al cuerpo, tal como informaron algunos medios, y no confirmó que haya una menor secuestrada.

"En este momento, no se sabe por qué entró el hombre en el edificio ni qué lleva", indicó un portavoz policial.

Varias patrullas policiales mantienen acordonada la zona y decenas de personas han sido desalojadas de sus oficinas.

El hombre, de unos 50 años, se asomó a la ventana del edificio de una firma de abogados en un par de ocasiones, una de ellas con el torso desnudo, y escupió en una peluca de abogado, según muestran las imágenes del canal Channel Nine.

Un periodista del canal explicó que el desconocido lleva una mochila sospechosa y que se señaló a sí mismo, mientras levantaba el pulgar, y luego lo bajó señalando la peluca de abogado, que antes llevaba puesta.