La hambruna en Somalia se ha extendido a Bay, la sexta región del sur del país en la que se declara esa situación, y amenaza con expandirse aún más en los próximos meses, informó hoy la ONU en un comunicado difundido en Nairobi.

"Cuatro millones de personas están en crisis en Somalia, de las que 750.000 corren el riesgo de morir en los próximos cuatro meses si no hay una respuesta adecuada. Decenas de miles de personas ya han muerto, la mitad de ellos niños", dijo la Unidad de Análisis de Nutrición y Seguridad Alimentaria de Somalia (FSNAU), ligada a la ONU.

Somalia es el país más afectado por el hambre y la sequía que azota al Cuerno de África, donde más de trece millones de personas -según las Naciones Unidas- padecen una situación humanitaria crítica.