El Gobierno de la provincia de Buenos Aires cuadruplicó el monto de la recompensa ofrecida por datos que permitan esclarecer el crimen de una niña de 11 años que ha conmocionado a Argentina, informó hoy la prensa local.

Las autoridades elevaron a 400.000 pesos (unos 95.000 dólares) la retribución por información que permita dar con los responsables del rapto y posterior asesinato de Candela Rodríguez, cuyo cadáver fue hallado el pasado miércoles.

Según la prensa local, los investigadores han centrado sus pesquisa en el entorno familiar de la niña y sus posibles conexiones con grupos delictivos.

Candela fue raptada el pasado 22 de agosto a pocos metros de su casa, en la localidad bonaerense de Hurlingham, y su cuerpo fue encontrado el miércoles, desnudo y dentro de una bolsa, en un vertedero a pocos kilómetros de allí, en una zona muy transitada y que formaba parte del área donde la Policía había desplegado la búsqueda.

La Policía difundió llamados recibidos por la familia de la víctima durante el período en que la niña permanecía en cautiverio con amenazas de que no le verían más si no devolvían dinero.

Según publican hoy medios locales, la Policía sospecha que la familia había recibido ya llamados intimidatorios días antes del secuestro de Candela.

El padre de la menor purga en la cárcel una condena por robo.