Las autoridades antidrogas de Paraguay incineraron hoy 422 kilos de cocaína durante un procedimiento en el que participó el presidente Fernando Lugo, en la localidad de Villa Hayes, al noroeste de Asunción.

Agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) destruyeron el alijo de droga en un horno de la fábrica Aceros Paraguayos (Acepar) en respuesta a una resolución emitida por el juez Oscar Delgado, informó ese organismo antidrogas.

La carga ilegal fue decomisada por la Senad tras el derribo de una avioneta con placa boliviana en el departamento de Alto Paraná, al este de Asunción y en la frontera con Brasil, en septiembre de 2010, detalló la fuente.

Recordó, además, que durante esa operación fueron detenidos los bolivianos Carmelo Medina, de 30 años, e Isaías Salvatierra (46), piloto y copiloto de esa aeronave, respectivamente.

Alto Paraná es considerada por la Senad como una de las rutas del tráfico de cocaína procedente de países vecinos y de marihuana paraguaya, cuyos cultivos se concentran en las zonas boscosas de Amambay, Canindeyú y Concepción, fronterizos con Brasil.