La oposición boliviana acusó hoy al presidente del Tribunal Electoral, Wilfredo Ovando, de hacer campaña junto al presidente Evo Morales a favor de las próximas elecciones para magistrados de altos órganos judiciales, en las que los opositores promueven el voto nulo.

Ovando asistió el fin de semana con Morales a una reunión de los sindicatos de cocaleros de Cochabamba (centro), el feudo sindical y político del mandatario, para explicarles cómo deben votar en los comicios judiciales previstos para el 16 de octubre próximo.

En declaraciones a Efe, el diputado Tomás Monasterio, de la fuerza opositora Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional, señaló que Ovando se ha convertido en "jefe de campaña de un proceso electoral lleno de dudas y observaciones".

"El órgano electoral fue tomado por el Movimiento Al Socialismo (MAS, el partido de Morales) y estamos sufriendo las consecuencias de tener un presidente del órgano electoral que ha confundido su rol", criticó.

Reiteró las críticas que varios opositores hicieron durante el proceso de selección de aspirantes en la Asamblea Legislativa, dominada por el oficialismo, por lo que el MAS se valió de su mayoría para imponer candidatos afines al Gobierno.

Monasterio también pidió la renuncia de Ovando y anticipó que enviará cartas a las representaciones de la ONU, OEA y embajadas en el país para denunciar estas irregularidades.

El diputado de la centrista Unidad Nacional (UN), Jaime Navarro, dijo a Efe que Ovando ha dañado "la institucionalidad del cuarto poder del Estado" al asistir a un acto proselitista con Morales.

"Solo faltaba que en ese acto, el presidente Morales levante en alto la mano de Ovando, nombrándolo jefe de campaña del MAS en las elecciones judiciales de octubre", señaló.

Ovando rechazó las criticas en su contra y aseguró que solamente estaba cumpliendo su trabajo de acudir donde le convoquen para explicar el proceso electoral.

"Es obligación (...) informar, explicar y difundir este proceso electoral. Nosotros estaremos donde se nos invite: si nos invita un partido político, estaremos ahí; si nos invita alguna organización, estaremos ahí", agregó.

Morales promueve el voto en las elecciones judiciales porque las considera una oportunidad para reformar la Justicia del país.

El mandatario incluso ha expresado su deseo de "ganar" estos comicios con el 60 o 70 % de apoyo y hasta el 100 % en las áreas rurales, lo que le ha valido también críticas de la oposición y del mismo Ovando, que dijo que el proceso "es del pueblo y no de ninguna organización política".

La población votará para elegir entre 116 candidatos a las altas autoridades del Tribunal Constitucional, los tribunales Supremo de Justicia y Agrario Medioambiental y el Consejo de la Magistratura.