El quinto intento de diálogo entre el Gobierno del presidente Evo Morales y los indígenas que realizan una marcha por la Amazonía fracasó hoy, luego de que los dirigentes de las etnias no asistieran a la convocatoria para negociar.

El ministro de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti, que viajó junto a dos ministros a la Amazonía dijo que es la quinta vez que el Ejecutivo "ruega" a los líderes indígenas por el diálogo, pero estos siguen poniendo condiciones para iniciar las negociaciones.

Los dirigentes de la marcha, que lleva 16 días y pretende llegar a La Paz tras recorrer 500 kilómetros, señalaron que el diálogo solo se hará con diez ministros y el presidente Morales para analizar las demandas que tienen, entre ellas la principal que es el rechazo a la construcción de una carretera que partirá en dos un parque natural.

Llorenti y sus colegas de la Presidencia, Carlos Romero, y de Autonomías, Claudia Peña, se reunieron hoy en la localidad de San Borja, con sectores sociales que apoyan la carretera, pero esperaron sin éxito a los indígenas que rechazan la polémica obra vial.

Más de 1.500 indígenas realizan la marcha que hoy completó casi 200 kilómetros de caminata y mañana prevé arribar a San Borja.

Después de este pueblo, los indígenas avanzarán hasta el fin de semana a la localidad de Yucumo, donde hoy campesinos afines al Gobierno bloquearon vías para impedir el avance de la columna y forzar a sus dirigentes a negociar con los ministros.

Organizaciones ecologistas advirtieron hoy que esta medida de fuerza aumenta la tensión en la región y puede impedir la provisión de alimentos y medicamentos para los indígenas.

Por otro lado, otros grupos de indígenas también mantienen bloqueos intermitentes en el oriente de país, que han sido dispersados por la policía, para exigir al presidente Morales que dialogue con las etnias para frenar la construcción de la carretera.