Más de 7.000 vehículos robados en países vecinos fueron detectados entre una lista de 128.000 registrados por la Aduana boliviana en el proceso para legalizar autos de contrabando aprobado por el presidente Evo Morales, informó hoy la presidenta de esa institución, Marlene Ardaya.

La funcionaria explicó a los medios que los datos de estos vehículos -la mayoría denunciados como robados por Chile y Brasil- "ya están bloqueados en el sistema" que procesa la información para la amnistía, a fin de impedir su legalización.

Aseguró que los motorizados serán confiscados y devueltos "de acuerdo a los convenios" bilaterales vigentes entre Bolivia y el Mercosur referidos al robo de vehículos.

La Aduana ha legalizado hasta el momento unos 25.000 vehículos de los 128.000 que se acogieron a la amnistía dispuesta por Morales hace dos meses y que debe concluir en septiembre próximo.

Cuando aprobó la medida, el mandatario boliviano justificó la legalización del contrabando de vehículos con el argumento de que son comprados por "gente pobre" que busca "mejorar su estatus" y compran autos ilegales porque son baratos.