Un tribunal de arbitraje internacional dispuso que Ecuador indemnice con 96,35 millones de dólares a Chevron y Texaco Petroleum Company por una disputa de hace casi 20 años y cuya resolución el gobierno del país sudamericano consideró que "representa una grave injusticia".

El tribunal de arbitraje que conoce el caso desde el 2006 es parte de la Corte Permanente de Arbitraje en La Haya y el miércoles resolvió siete demandas comerciales que Texaco Petroleum presentó en Ecuador entre 1991 y 1993, cuando Texaco reclamó por vía judicial que este país vendía en los mercados internacionales el petróleo que le entregaba para consumo interno.

Entre 1972 y 1990 Texaco fue parte de un consorcio con la empresa estatal ecuatoriana Cepe, posteriormente Petroecuador, para la explotación petrolera principalmente en la amazonia. Como parte de ese acuerdo Texaco debía entregar el 7% de su producción de crudo para consumo interno de Ecuador.

"Las cortes de Ecuador violaron las normas de Derecho Internacional al demorar de manera significativa los fallos en ciertas disputas comerciales entre Texaco Petroleum y el gobierno ecuatoriano", dijo Chevron en un comunicado divulgado el miércoles para comentar el fallo a su favor.

Texaco, que fue adquirida por Chevron en el 2001, inicialmente solicitaba una indemnización de 1.600 millones de dólares, pero ese Tribunal el año pasado preliminarmente dispuso un pago cerca de 700 millones.

La Procuraduría General de Ecuador señaló en un comunicado que el pago quedó en 96,35 millones de dólares debido a que Chevron tuvo que tributar a Ecuador un 87% de impuesto unificado.

"No obstante la significativa reducción del monto por compensar, el Estado ecuatoriano rechaza el laudo final... pues considera que no tiene validez legal y representa una grave injusticia", señaló la Procuraduría.

Las "demandas de Chevron, planteadas entre 1991 y 1993 y que son la base de este laudo a favor de la compañía, no estaban amparadas por el tratado de protección de inversiones... el Tribunal no tenía competencia para decidir sobre tales reclamaciones", señaló la entidad estatal.

Añadió que "en los próximos noventa días, (Ecuador) iniciará una nueva acción de nulidad, esta vez del laudo final dictado por el Tribunal".

Las dos acciones de nulidad serán conocidas por el Tribunal Distrital de La Haya, sede del arbitraje y constituyen la primera instancia ante las Cortes Distritales de Holanda; luego cabría su revisión ante la Corte de Apelaciones y, en última instancia, ante la Corte Suprema de los Países Bajos, explicó el organismo.

La Corte Permanente de Arbitraje es una organización intergubernamental con más de 100 países miembros, incluidos Estados Unidos y Ecuador.

El estado de Ecuador también mantiene una demanda contra Chevron, en un juicio en el cual un fallo de primera instancia dispuso que la petrolera pague una indemnización de 9.510 millones de dólares por contaminar la amazonia ecuatoriana durante operaciones de explotación que realizó entre 1972 y 1990. Ese fallo, dictado en febrero, fue apelado por las partes.