Grupos de derechos humanos, medioambientalistas y familiares conmemoraron hoy en Chile el Día Internacional del Detenido Desaparecido en la persona del joven José Huenante, el primer chileno que sufre esta situación en democracia.

Huenante tenía 16 años cuando fue detenido por carabineros en la ciudad sureña de Puerto Montt, en la madrugada del 3 de septiembre de 2005, cuando junto a otros muchachos que tomaban alcohol se les ocurrió apedrear un vehículo policía.

La mamá de José, Cecilia Huenante, asegura que desde esa fecha nunca más supo de su hijo, aunque sí aparecieron los otros jóvenes que esa noche le acompañaban.

En la jornada de este martes diferentes artistas colgaron sus lienzos en diferentes lugares estratégicos de la capital chilena, recordando a José Huenante, y se hizo un pequeño acto en las calles céntricas de Santiago.

Una de las obras fue emplazada en el frontis del Colegio de Arquitectos, otra en la emblemática iglesia de San Francisco y en la Agrupación Londres 38, una dirección donde se torturó a los opositores de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

En total fueron diez artistas que colgaron sus obras para evocar la detención y desaparición de Huenante, situación por la que en marzo de 2009 tres carabineros fueron procesados por la justicia.

Actualmente el caso es investigado por la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones, la misma que indaga sobre el paradero de cientos de detenidos desaparecidos en dictadura.