Un ex policía de Oklahoma se declaró inocente de haberle robado dinero a automovilistas hispanos luego de pedirles que se detuvieran.

James Troy Johnson se declaró inocente de tres cargos durante una audiencia judicial el martes ante un tribunal del condado de Cherokee, reportó la televisora de Tulsa KJRH (http://bit.ly/omemFS ).

Los fiscales acusan a Johnson de ordenarle a conductores hispanos que detuvieran la marcha de sus vehículos mientras viajaban solos. Acto seguido, les ordenaba dejar sus billeteras dentro del automóvil mientras los revisaba, pero nunca reportó las paradas a sus superiores.

Johnson es acusado de robarle 1.000 dólares a un hombre, así como 340 y 320 dólares a otros dos en hechos distintos.

Documentos legales indican que Johnson le dijo a los investigadores que robó el dinero para ayudar a sus hijos.