El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, felicitó hoy al nuevo primer ministro nepalí, el antiguo guerrillero maoísta Baburam Bhattarai, y pidió la rápida formación "mediante el consenso" de un Gobierno "sin exclusiones".

"El secretario general da la bienvenida a la elección de Baburam Bhattarai como nuevo primer ministro y espera ver el pronto establecimiento de un Gobierno sin exclusiones mediante el consenso y el compromiso de todos los partidos", explicó la oficina del portavoz de Ban en un comunicado distribuido en Naciones Unidas.

Bhattarai, del Partido Maoísta, principal fuerza política en Nepal, consiguió 340 votos frente a los 235 del candidato del Partido del Congreso, Ram Chandra Poudel, gracias al respaldo del Foro Madhesi Janadhikar -cuarta fuerza parlamentaria- y de otros partidos pequeños, con los que se alzó como nuevo primer ministro.

El máximo responsable de la ONU exhortó ahora "a todos los partidos" a resolver sus diferencias "en un espíritu de consenso y colaboración" en el nuevo período de tres meses con el que se ha ampliado el mandato de la Asamblea Constituyente para preparar una nueva Carta Magna.

Según Ban, todos los partidos deben recuperar ese espíritu de cooperación que ha sido "la base de sus esfuerzos para llevar una paz duradera a Nepal" y deben llegar "a importantes acuerdos sin más demora".

El diplomático surcoreano destacó los avances logrados en los últimos meses para "integrar y rehabilitar a los combatientes de la guerrilla maoísta", y pidió a Bhattarai que forme Gobierno cuanto antes contando con el consenso de la mayoría del Parlamento.

Tras su nombramiento, el recién elegido jefe de Gobierno nepalí designó este lunes como viceprimer ministro y titular de la cartera de Interior al líder del Foro Madhesi Janadhikar, Bijay Kumar Gachhedar.

El resto de las carteras del nuevo Gobierno nepalí serán asignadas una vez que los cinco partidos que forman la alianza madhesi determinen sus candidatos.

Además, el secretario general de la ONU reafirmó "el continuado apoyo" del organismo internacional al país asiático para que éste avance y logre un futuro pacífico.

Nepal puso fin a siglos de monarquía tras las elecciones de 2008 y los partidos se dieron entonces dos años para cumplir el objetivo de elaborar una nueva Constitución, pero el plazo tuvo que ser extendido por un año en 2010, por tres meses el pasado mayo y ahora por tres meses más.