Las autoridades argelinas han decidido que en caso de que el coronel Muamar el Gadafi, en paradero desconocido, intentara entrar en Argelia sería detenido y entregado a la Corte Penal Internacional (CPI), informa el diario argelino Al Shuruq.

En su página electrónica, el periódico, que cita fuentes sin identificar, asegura que así se lo comunicó el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, al Gobierno, durante el último Consejo de Ministros, que se celebró los últimos días del mes de Ramadán, que concluyó ayer.

Según el citado diario, Buteflika recordó el compromiso de Argelia con todos los textos internacionales relativos a la situación libia, entre los que se encuentra la orden de detención emitida por la CPI, que acusa al líder libio, Muamar el Gadafi, de crímenes de lesa humanidad.

Esta noticia se conoce después de que el Ministerio de Asuntos Exteriores argelino anunciara el lunes que la esposa de Gadafi, Sofía, y tres de sus hijos, Aníbal, Mohamed y Aisha entraran en Argelia.

Según un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias argelina APS, los familiares del depuesto líder libio entraron hoy a las 08.45 hora local (07.45 GMT) por la frontera terrestre entre Libia y Argelia.

La nota que asegura que viajaban acompañados de sus familias, agrega que el Ministerio de Exteriores ya ha informado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al Consejo de Seguridad y al presidente del gobierno rebelde, Mahmud Yibril.

Desde la caída de Trípoli en manos rebeldes, hace poco más de una semana, el paradero del coronel libio y el de los miembros de su familia ha sido una incógnita y ha desatado numerosas hipótesis y rumores.

Asimismo, el rotativo argelino Al Watan asegura que debido a la situación de inseguridad en el vecino país, las autoridades argelinas han decidido cerrar parcialmente la frontera con Libia.

En concreto el extremo sur de la misma, según asegura el periódico argelino.