Milicianos palestinos dispararon durante el fin de semana al menos tres cohetes contra poblaciones del sur de Israel a pesar del último anuncio de alto el fuego declarado por la Yihad Islámica en Gaza el pasado viernes.

Una portavoz del Ejército israelí precisó a Efe que los proyectiles impactaron en suelo israelí a razón de uno por día desde la misma tarde del viernes, cuando entró en vigor la última tregua declarada por esa facción armada palestina en Gaza.

Medios locales informan de que uno de los proyectiles disparado a primera hora de la mañana de hoy era un cohete Grad, de 122 milímetros, que fue interceptado por el sistema "Cúpula de Hierro" y cayó en una zona abierta del Concejo Regional de Bnei Shimon, próxima a la ciudad de Beersheva, capital del desierto meridional del Neguev.

Ninguno de los cohetes han ocasionado daños o heridos.

La última tregua de la Yihad Islámica es la segunda declarada en menos de una semana con el objeto de impedir una escalada de la tensión tras un ataque terrorista coordinado ocurrido el pasado 18 de agosto en las inmediaciones de la ciudad de Eilat (en el sur del país) en el que murieron ocho israelíes.

Tras ese atentado, Israel lanzó sucesivos bombarderos aéreos sobre la franja de Gaza que dejaron más de una veintena de palestinos muertos -entre los que se cuentan milicianos y dirigentes de grupos armados-, y las facciones palestinas retomaron el disparo de decenas de cohetes, que desde entonces se cobraron la vida de un israelí.