El editor del semanario venezolano 6to. Poder, contra quien pesa una orden de prisión por un montaje fotográfico difundido en ese medio, ofreció hoy entregarse a la justicia si el Gobierno anula lo que llamó "medida de cierre" contra esa publicación.

"Si el Gobierno levanta la medida de cierre que afecta a mis trabajadores, estoy dispuesto a entregarme en 48 horas" y, además, "salir de prisión cuando el presidente (Hugo) Chávez salga del poder", dijo Leocenis García, también presidente y principal accionista de 6to. Poder, en un comunicado público al gobernante.

"Presidente, pido la apertura del semanario en manos de los trabajadores de 6to Poder; renunciaría a mi carácter de accionista mayoritario por escrito y lo entrego a los trabajadores" si se anula la prohibición de "edición y distribución" emitida el pasado sábado por un tribunal, insistió García.

La oferta del principal directivo de la publicación se produjo un día después de que la directora del semanario, Dinorah Girón, recibiera libertad condicional tras permanecer dos días detenida.

Las acciones contra 6to Poder se iniciaron después de que publicara un montaje fotográfico con los rostros de las principales funcionarias de los Poderes Públicos, que les valió a García y Girón ser acusados de instigación al odio, vilipendio y ofensa al género.

En la edición que circuló el sábado aparecen los rostros de seis funcionarias de los Poderes Públicos vestidas como integrantes de un cabaret en la portada y en interiores la nota respectiva bajo el título "Las poderosas de la Revolución".

Cada una de las representantes de los Poderes Públicos cumple un rol específico "dentro del cabaret dirigido por Mister Chávez", dice el texto de 6to. Poder.

Marco Da Costa, uno de los trabajadores del semanario, dijo a Efe que los empleados de 6to Poder suman alrededor de cuarenta y que García se encuentra "escondido" por ser víctima de "una persecución".

El editor, presidente y accionista "tiene temor a ser juzgado políticamente", remarcó Da Costa.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) sostuvo en un comunicado que se ha actuado con "clara demostración de abuso de poder", lo que "evidencia una sistemática criminalización y persecución a los medios que mantienen una línea crítica al Gobierno".

En el montaje aparecen los rostros de las titulares del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Morales, de la Defensoría del Pueblo, Gabriela Ramírez; Contraloría General, Adelina González; Fiscalía General, Luisa Ortega, y Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

También el de la ex ministra y vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Blanca Eekhout.