Una jueza de Bogotá profirió hoy la primera condena contra uno de los implicados en el escándalo de corrupción con contratos públicos que puso en crisis las obras de infraestructuras y el Gobierno de la capital colombiana.

La sentencia afecta al abogado Inocencio Meléndez, antiguo exdirector técnico y jurídico del Instituto de Desarrolo Urbano (IDU), entidad de la alcaldía bogotana envuelta en este escándalo, de alcance nacional.

Meléndez deberá purgar siete años y medio de prisión, según lo decidió la titular del Juzgado 27 de Conocimiento de Bogotá, Marta Cecilia Artunduaga, quien acogió un acuerdo previo del reo con la Fiscalía General.

En virtud de este acuerdo, el abogado admitió los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, prevaricato por acción y prevaricato por omisión.

Además de reconocer los cargos, Meléndez aceptó servir de testigo contra los demás implicados en el llamado "carrusel de la contratación", entre quienes están el suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, y su hermano Iván, senador detenido, además de otros antiguos funcionarios de la ciudad.

El escándalo estalló con el desplome del llamado Grupo Nule, conglomerado de ingeniería de los primos Guido, Manuel y Miguel, y se amplió con las denuncias de conformación de un supuesto "cártel" con otros empresarios y el pago de comisiones por adjudicación de contratos.

Solo en la capital colombiana, la crisis de los Nule tiene en vilo unos 500 millones de dólares que les fueron desembolsados como anticipos.

La jueza también impuso a Meléndez una multa de poco más de 76 millones de pesos (unos 42.650 dólares).