Un grupo de libios tomó hoy su embajada en un barrio de lujo de Manila, quemó fotos del Muamar al Gadafi e izó la bandera roja, negra y verde del Consejo Nacional de Transición.

La conversión de esta delegación del régimen de Gadafi al del Consejo Nacional de Transición se produjo sin que se produjesen enfrentamientos violentos y entre gritos de júbilo de los ocupantes.

Entre los objetos destruidos se encontraba el famoso Libro Verde que Gadafi escribió entre 1975 y 1979 con sus razonamientos políticos, al estilo del Libro rojo de Mao Zedong.

La embajada de Libia en Manila está dirigida por un jefe de negocios y cuenta con al menos cuatro diplomáticos.

La representación diplomática de Libia en Yakarta fue una de las primeras en rebelarse contra el régimen gadafista y cambió de bando hace varios meses.

Filipinas tiene al menos 17.000 nacionales trabajando en Libia, donde Gadafi se repliega tras perder el simbólico complejo residencial y militar de Bab Al Aziziya, en Trípoli.