Un sismo de 7 grados sacudió el miércoles la selva peruana cerca de la frontera con Brasil causando gran alarma en la población pero sin que se reportaran daños materiales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el movimiento telúrico se registró a las 12:46 hora local (1746 GMT) y que apenas media hora después se registró una réplica de 5,3 grados.

De acuerdo con el Instituto Geofísico del Perú, el epicentro del sismo estuvo localizado a 44 kilómetros al sureste de la localidad de Contamana, en la región Loreto, a 565 kilómetros de Lima.

Indicó que se registró a una profundidad de 149 kilómetros, por lo que fue sentido con una intensidad de sólo 5 grados en Pucallpa, capital de la región Ucayali.

El coronel Guillermo Alvizuri, Director Nacional de Operaciones del Instituto de Defensa Civil, dijo a la emisora Radioprogramas que de momento no se habían reportado daños materiales ni en Pucallpa ni en ninguna ciudad de la región afectada.

La suboficial Angela Romero de la policía de Pucallpa dijo a la AP que el sismo se sintió como "un fuerte remezón" lo que causó pánico en la población, que alcanzó presurosa las calles.

José Lloclla, de 40 años, poblador de Pucallpa, dijo que sintió un fuerte ruido de movimiento de árboles antes de percatarse de que la tierra temblaba.

"Agarré a mis hijos y salí a la calle. La gente, mis vecinos, estaban en la calle también. Todos estaban con sus hijos. La gente salió tranquila, pero bien asustada", declaró a la AP.

El temblor también se sintió en Lima y en otras ciudades a lo largo del país.

Perú se encuentra en una zona altamente sísmica y es afectado periódicamente por movimientos telúricos.

El último terremoto en el país, ocurrido el 15 de agosto de 2007, tuvo una magnitud de 7,9 grados y devastó la ciudad sureña de Pisco donde murieron 596 personas.