El Tribunal de Apelaciones de Tailandia absolvió hoy a Pojaman, exmujer de Thaksin Shinawatra, el primer ministro depuesto en el golpe de 2006, de los cargos de evasión de impuestos y perjurio por los que fue condenada a tres años de cárcel en 2008.

La corte de justicia proclamó que no se había probado suficientemente que Pojaman cometió los delitos imputados cuando transfirió 4,5 millones de acciones, valoradas en 546 millones de bat (18,2 millones de dólares o 12,7 millones de euros), a su hermano adoptivo, Bhanapot Damapong, y el secretario de este, Kanjanapa Honghern.

Bhanapot y Kanjanapa fueron condenados en 2008 a tres y dos años de cárcel, respectivamente.

El Tribunal de Apelaciones hoy redujo la sentencia de Bhanapot a dos años y la dejó en suspenso y anuló la condena de Kanjanapa.

El fallo judicial se produce tres semanas después de que Yingluck Shinawatra, hermana menor de Thaksin y nuera de Pojaman, fuese investida primera ministra de Tailandia como ganadora de los comicios generales del 3 de julio.

La venta de las acciones que la familia Shinawatra poseía en Shin Corporation, el conglomerado empresarial fundado por Thaksin, a la compañía estatal singapurense Temasek Holding en una operación declarada libre de impuestos fue el detonante de una ola de protestas y manifestaciones en las que se justificó el golpe militar de 2006.

Pojaman aún tiene pendientes otras cuentas con la justicia tailandesa, así como el prófugo Thaksin, condenado en rebeldía en 2008 a dos años de cárcel por abuso de poder.

Thaksin y Pojaman se separaron en Hong Kong tras el golpe de Estado.