El líder libio, Muamar el Gadafi, aseguró hoy que se encuentra en Trípoli y que no tiene intención de abandonar el país durante una conversación telefónica con el presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), Kirsán Iliumzhínov.

Según la versión que el responsable ruso ha proporcionado a la agencia Interfax, las palabras del coronel libio fueron "estoy sano y salvo. Me encuentro en Trípoli y no tengo intención de abandonar Libia. No se crean las informaciones falsas de las televisiones occidentales".

Iliumzhínov precisó que, junto al dictador, se encuentra uno de sus hijos, Mohamed, quien ayer habría logrado burlar a las fuerzas rebeldes que al parecer le habían capturado.

En este sentido, el directivo ruso reveló, asimismo, que Mohamad afirma que las fuerzas de su padre "están expulsando a las ratas de la ciudad", en alusión a las fuerzas rebeldes, que desde hace tres días combaten al régimen en las calles de Trípoli.

Iliumzhínov, quien hace una semanas viajó a Libia para jugar una partida de ajedrez con el propio Gadafi, subrayó que la conversación fue breve debido a razones de seguridad.

Durante ese corto espacio de tiempo, el coronel también se mostró confiando en la vitoria, agradeció su apoyo a quienes aún le apoyan y aseguró que "no nos pueden localizar".

"Estoy seguro de que venceremos. Quiero expresar mi agradecimiento a todas las personas en el mundo que se solidarizan con el pueblo de Libia", afirmó Gadafi, según el relato de Iliumzhínov.