El Gobierno brasileño mantiene consultas con foros como la Unión Africana y la Liga Árabe para definir si reconoce una nueva autoridad en Libia luego de que los opositores de Muamar al Gadafi prácticamente tomaran el control de toda Trípoli, informaron hoy fuentes oficiales.

Brasil, que hasta ahora no ha reconocido a los rebeldes libios como representantes o autoridades de ese país, también ha consultado a sus socios en los foros BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para definir su posición.

Brasil, el mayor país de América Latina, es actualmente miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, tuvo este lunes conversaciones con líderes de la Unión Africana y de la Liga Árabe, afirmó el portavoz de la cancillería, Tovar Nunes, en declaraciones a la estatal Agencia Brasil.

Según el vocero, Brasil está realizando consultas, escuchando análisis y esperando otras manifestaciones para posicionarse.

"Brasil está muy sensible a las aspiraciones del pueblo libio y defiende la búsqueda de una solución política estable, pacífica y que preserve los derechos humanos en el país", afirmó el diplomático.

"Estamos siguiendo lo que ocurre en Libia por medio del diálogo continuo y de consultas", agregó.

Entre otros interlocutores, Patriota conversó con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil Al Arabi; con autoridades de la Unión Africana, que reúne a 52 países, y con la ministra de Relaciones y Cooperación Internacional de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane.

Tovar Nunes dijo igualmente que hasta ahora el embajador de Libia en Brasilia, Salem Al Zubaidi, no ha dirigido a la cancillería brasileña ninguna queja o nota sobre los incidentes de los últimos días en esa delegación, que tanto el viernes pasado como este lunes fue ocupada por opositores a Gadafi.

La bandera que utilizan las fuerzas de oposición en Libia llegó a ser izada en la mañana de hoy en la embajada en Brasilia.