El grupo de piratas informáticos Anonymous advirtió hoy en un vídeo en Internet que lanzará mañana un ataque a las páginas web del Gobierno dominicano con el propósito de apoyar a quienes localmente exigen otorgar el 4 % del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación pública.

La amenaza de los "hackers" (ciberpiratas) indica que iniciarán una "revolución" sin armas, para obligar al Gobierno dominicano a ofrecer una "solución inmediata" a los problemas de la educación en el país, una de las de menor nivel en América Latina, según diferentes organismos internacionales.

A través de la "Operación maleducados RD" el colectivo de ciberpiratas exigirá a las autoridades dominicanas mejorar la calidad de la educación, el salario de los profesores de las escuelas públicas y el desarrollo de un programa de alta calidad para la capacitación de docentes.

"Queremos libros de textos gratuitos y modernos para los estudiantes de escasos recursos, calidad en el desayuno escolar, construcción de escuelas seguras al alcance de cada estudiante, nuevos programas de educación, ya que los actuales son parciales e inadecuados para el desarrollo intelectual de nuestros jóvenes estudiantes", exigió Anonymous.

El grupo también reclamó la preparación técnica de los estudiantes en distintas áreas, mejores bibliotecas con infraestructura moderna, así como acceso a contenidos en línea para educadores y alumnos.

"La educación es el futuro de un país y si es necesario hacer temblar la supuesta economía de un país lo vamos a hacer", advirtió el vídeo de algo más de tres minutos.

Anonymous, que hace una semana atacó las páginas electrónicas de varios ministerios colombianos, calificó de justo el reclamo del 4 % del PIB para la educación pública en República Dominicana.

"Nos unimos a su lucha extendiendo nuestra mano, por una educación digna para todos, sin importar clase social, cultura, religión, edad u orientación sexual, todos somos seres humanos", explicó el grupo.

La Constitución dominicana ordena otorgar el 4 % del PIB a la educación nacional, aunque el mandato nunca se ha concretado.