Al menos 34 personas murieron y más de una veintena resultaron heridas hoy tras estrellarse el autocar en el que viajaban entre las ciudades de Kandahar y Kabul, en Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El accidente se produjo en el distrito de Daman, en la provincia meridional de Kandahar y, según un portavoz provincial, la excesiva velocidad parece haber sido la causa del siniestro, que acabó con la vida de buena parte del pasaje, entre ellos mujeres y niños.

"El conductor perdió el control del autocar cuando circulaba por la autopista de Kabul a la altura de Manda", dijo el portavoz del gobernador de Kandahar, Zulmai Ayobi, quien precisó que el vehículo había salido a primera hora de la mañana hacia la capital afgana.

Esta fuente añadió que las 24 personas heridas en el accidente, algunas de las cuales se encuentran en estado crítico, fueron trasladadas a un centro sanitario de la cercana localidad de Mirwais.

Más de 3.000 personas mueren anualmente en las carreteras afganas a causa de accidentes de tráfico, según un comunicado emitido hoy por el Gobierno provincial de Kandahar.

La falta de experiencia de numerosos conductores y el mal estado de muchos vehículos y carreteras se unen a la inseguridad reinante en el país, que lleva a muchos camiones y turismos a circular muy por encima de la velocidad recomendada ante eventuales ataques.