El número de haitianos que viven en los campamentos temporales que florecieron después del terremoto del año pasado ha disminuido ligeramente, indicó la Organización Internacional de Migración.

La población se redujo en julio a apenas algo más de 594.000, una disminución del 6% respecto de mayo, precisó el organismo intergubernamental. Es la primera vez que la cifra cae por debajo de los 600.000 desde el sismo de enero del 2010.

La declinación se produce en medio de esfuerzos por reubicar a la gente de los campamentos, que se ven afectados por la delincuencia y son vulnerables a las inundaciones. Las autoridades han pagado a la gente para que se vaya de los campamentos sólo para reubicarlos en otros.

La organización planeaba anunciar el viernes un programa que pagará la renta en un nuevo hogar a quienes se reubiquen en vez de darles el dinero para que lo hagan por cuenta propia.