Las autoridades de Tailandia elevaron hoy a 31 el número de muertes debidas a las inundaciones y avalanchas de tierra que han sido consecuencia del paso por el país de la tormenta tropical "Nock-Ten", a principios del mes.

Además, otra persona permanece desaparecida, cerca de 818.000 personas se vieron afectadas por las riadas y 314.732 hectáreas de cultivo han sido destruidas por las inundaciones.

El departamento de Prevención y Mitigación de Desastres indicó que las inundaciones afectaron a 27 provincias, la mayoría del norte y noreste de Tailandia, 11 de ellas aún se encuentran en parte inundadas.

La tormenta se cobró 80 vidas a su paso por Filipinas, donde nueve personas más siguen desaparecidas, y dejó otros dos muertos en tierras de Vietnam.