El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, exigirá hoy la marcha del presidente sirio, Bachar al Asad, y anunciará sanciones más duras contra su régimen en respuesta a la represión violenta en Siria contra sus opositores.

Según indicaron hoy altos funcionarios del Gobierno estadounidense, al llamamiento de Obama se sumará una declaración pública de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.