La Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) revisa hoy en Santo Domingo los protocolos y mecanismos de asistencia para combatir el narcotráfico y los crímenes conexos en países del Caribe, utilizados como puentes para el tráfico de drogas desde Suramérica hacia EE.UU. y Europa.

La reunión, que se extenderá hasta mañana en la capital dominicana, busca " mejorar el programa de cooperación y equipamiento que ofrece Washington para enfrentar esa modalidad de crimen organizado en el Caribe", indicó en un comunicado la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

La cita es encabezada por el jefe de la DEA en la región, Javier Peña, y asisten directores de la agencia en Washington, Nueva York, Miami, Santo Domingo y Puerto Príncipe, entre otras ciudades.

El presidente de la DNCD, el mayor general Rolando Rosado Mateo, dijo que en dicho encuentro, el cual se realiza a puerta cerrada, se están revisando los protocolos y mecanismos de asistencia y cooperación de la DEA, en especial, lo relativo al equipamiento.

"Nosotros valoramos mucho este encuentro regional, porque tiene un gran significado para la República Dominicana", apuntó.

En tanto, el jefe de la DEA en la región, Javier Peña, indicó que el propósito de la cita es "mejorar el trabajo porque si no trabajamos juntos perdemos terreno".

La agencia antidrogas dominicana destacó que la reunión coincide con el decomiso en Santo Domingo de 832 kilos de cocaína, un caso por el que fueron detenidos cinco dominicanos, tres de ellos hermanos, y dos colombianos.

La droga fue decomisada ayer en una residencia del sector Villa Faro, en el este de Santo Domingo, en un allanamiento encabezado por el propio presidente de la DNCD.