Un proveedor de la firma española de ropa Zara sometió a sus trabajadores a condiciones laborales parecidas a la esclavitud, indicó el Ministerio del Trabajo.

Los inspectores del ministerio descubrieron a 16 trabajadores bolivianos sin autorización para residir en Brasil que laboraban largas horas en condiciones insalubres en dos talleres de Sao Paulo, indicó una vocera. El proveedor había subcontratado a los talleres para que confeccionaran ropa destinada a los comercios de Zara en Brasil.

La vocera no quiso ser identificada por no estar autorizada a hablar del caso y no dio más detalles.

La empresa matriz de Zara, Inditex, con sede en Madrid, indicó en un comunicado que el caso afecta la "contratación no autorizada por parte del proveedor brasileño", y agregó que colaborará con el Ministerio del Trabajo para asegurarse de que "no se repitan casos como éste".