Una firma de abogados de Estados Unidos ha presentado una demanda contra una empresa promotora del cantante español Julio Iglesias para exigir el reembolso del depósito de un concierto en la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre que fue cancelado, según se conoció hoy.

Edward Mullins, abogado del bufete Astigarraga Davis Mullins & Grossman con sede en Miami, informó hoy a Efe que se interpuso la acción judicial a nombre de Voyager Kibris Ltd. contra International Creative Talent Agency LLC (ICTA), que promueve al artista, en un tribunal de Florida.

"Nuestro cliente tenía un contrato con ICTA para una actuación del señor Iglesias que canceló porque estaba preocupado por su seguridad personal y el contrato establecía que si él cancelaba por alguna razón, ICTA tenía que devolver el depósito que la compañía había pagado y ellos no han hecho eso", precisó Mullins.

Es por ello, agregó, que "estamos demandando para recuperarlo".

Voyager Kibris Ltd. pagó a ICTA 281.739 dólares por la actuación que iba a ofrecer el intérprete de "El amor" y "Un canto a Galicia" en el hotel Merit Crystal Cove, en la localidad de Kibris, el 16 de octubre de 2010 y que canceló por razones de seguridad, de acuerdo con el documento de la demanda.

El artista, se indica en la demanda, recibió garantías de seguridad por parte de "numerosas fuentes", incluyendo la oficina del primer ministro de la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre y del embajador turco.

"Él decidió que no quería ir porque estaba preocupado por los disturbios" que se estaban produciendo en la zona, dijo a Efe el abogado Mullins.

La cancelación, según la demanda, ocasionó a Voyager Kibris Ltd. la pérdida del depósito y también de los ingresos que dejó de percibir por la afluencia del público al hotel donde se iba a celebrar el concierto, propiedad de la empresa demandante.

Mullins informó que la acción judicial se presentó en un tribunal del Décimo Séptimo Circuito Judicial del condado de Broward, al norte de Miami, el pasado 28 de julio.