Dos soldados de la OTAN murieron en las últimas horas por sendos ataques talibanes en Afganistán, informó hoy en un comunicado el contingente de la Alianza Atlántica.

Los incidentes se produjeron en el sur, donde un soldado de las fuerzas internacionales pereció por la explosión de una bomba, y en el este afgano, otro en un ataque insurgente.

El comunicado no precisa la ubicación exacta de los incidentes armados ni la nacionalidad de los militares muertos.

El texto se divulgó horas después de que la OTAN informara en otro comunicado de que cinco militares de la OTAN en Afganistán murieron ayer por la explosión de una bomba en el sur de este país.

Según datos del portal especializado icasualties.org, hasta ayer habían muerto en lo que va de este año 382 soldados de la misión de la OTAN en Afganistán, donde la Alianza Atlántica inició en julio el traspaso del control de la seguridad del país a las fuerzas afganas.

El proceso se desarrolla en paralelo a la salida gradual de las tropas de EEUU y se ha puesto en marcha durante uno de los periodos más sangrientos de una guerra que en septiembre cumplirá una década, lo que despierta incertidumbre sobre el futuro del país asiático.