La chilena Comisión Valech sobre Prisión Política y Tortura, encargada de investigar las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), afirmó hoy que incorporará al menos 32.000 nuevos casos cometidos durante ese período.

El grupo de trabajo, que en su primer informe difundido en 2004 determinó que 27.255 chilenos sufrieron la tortura y la prisión por causas políticas durante el régimen militar, entregará este segundo dossier al presidente Sebastián Piñera el próximo 17 de agosto.

El secretario general de la Comisión Valech, Claudio Herrera, dijo hoy a los periodistas que la idea de esta segunda edición es entregar reparación a aquellos chilenos que no alcanzaron a ser ingresados durante el período anterior y reconsiderar los casos que no fueron acogidos.

El documento que consigna las denuncias a partir de mediados de febrero del año pasado es considerado el cierre del proceso que se inició en 1990 con el Informe Rettig de la Comisión de Verdad y Reconciliación.

La Comisión, presidida por el jurista Raúl Rettig, sesionó durante nueve meses y su informe cubrió el periodo que va desde el 11 de septiembre de 1973 (fecha del golpe militar) hasta el 11 de marzo de 1990, cuando asumió Patricio Aylwin.

De hecho, durante su mandato (1990-1994) el presidente Aylwin recibió el Informe Rettig, que estableció que durante el periodo analizado 2.279 personas perdieron la vida, de las cuales 164 fueron clasificadas como víctimas de la violencia política y 2.115 de violaciones a los derechos humanos, cifra que posteriormente cambió radicalmente.