Israel aprobó la construcción de 4.300 viviendas en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este, pese a los reproches internacionales por el anuncio de nuevas construcciones en una colonia de Cisjordania la pasada semana, informaron hoy los medios locales.

El ministro de Interior de Israel, Eli Yishai, firmó la aprobación de tres proyectos de construcción en Jerusalén, que se llevarán a cabo en la parte de la ciudad ocupada a los palestinos desde 1967, indicó el servicio de noticias israelí "Ynet".

Mil seiscientas viviendas ampliarán el asentamiento judío de Ramat Shlomo, otras setecientas se construirán en la colonia de Pisgat Zeev y dos mil más en el de Givat Hamatos.

Hace una semana, el Comité de Planificación del Ministerio de Interior de Israel dio también luz verde a la edificación de 930 casas en Har Homa, una colonia judía en Cisjordania cercana a Belén.

Yishai vinculó la aprobación del plan a la protestas sociales en el país sobre el precio de la vivienda y la carestía de vida.

Estados Unidos, la Unión Europea y otros miembros de la comunidad internacional condenaron la decisión israelí, que consideraron contraria a los esfuerzos por reanudar las negociaciones directas de paz entre israelíes y palestinos, estancadas desde septiembre pasados.

Frustrados ante la continua expansión de los asentamientos judíos en territorio ocupado y el parón de las negociaciones, los palestinos tratarán el próximo mes de obtener el reconocimiento internacional como estado independiente en la ONU, acción que Israel considera un acto unilateral contrario a los acuerdos de paz de Oslo (1993).