La empresa estadounidense Dole Fruit Company firmó hoy en Managua un acuerdo de indemnización con un grupo de extrabajadores bananeros nicaragüenses que la demandaron por daños a la salud debido al uso del pesticida Nemagón.

El acuerdo para poner fin a las reclamación de los antiguos trabajadores fue suscrito por el representante en Nicaragua de la multinacional, Humberto Hurtado, y los abogados Jacinto Obregón y Mark Sparks, apoderados de 3.153 obreros que sufrieron esterilidad por su exposición en las plantaciones bananeras, en la década de los setenta, al pesticida Nemagón, prohibido en el mundo diez años antes.

Las dos partes decidieron mantener en la "confidencialidad" el monto de la indemnización acordada.

Hurtado señaló en rueda de prensa que la Dole Food Company firmó el pacto como parte de su "responsabilidad social" y para terminar con una demanda que parecía "eterna".

Sostuvo que para la empresa que representa no existen "evidencias científicas" que demuestren que los antiguos trabajadores bananeros sufriesen problemas de salud por el uso de los pesticidas.

Un total de 3.153 obreros nicaragüenses habían entablado desde hace años una demanda contra la empresa por sufrir esterilidad, alegando que había sido causada por el pesticida Nemagón o Fumazone (Di-bromo cloruro propano, DBCP), utilizado en las plantaciones.

Según la firma de abogados que los representó, la batalla legal fue "ardua" y para demostrar la veracidad de los efectos del Nemagón "se presentaron dos exámenes de esperma con sus diagnósticos por cada actor", así como "dos valoraciones sicológicas, entre innumerables pruebas documentales y testificales".

Hurtado calificó el acuerdo de "solución permanente y saludable" para ambas partes, y dijo que también supone un "paso trascendental" para alcanzar un arreglo con otros dos grupos de antiguos trabajadores de las bananeras que mantienen otras demandas por separado contra Dole, también por el uso del pesticida.

Tras el anuncio, el abogado Obregón insistió en que la causa de los exbananeros "es justa" e informó que al menos 300 afectados de ese grupo han muerto desde que demandaron a la empresa.

La "Dole era un monstruo" empresarial, pero "hemos llegado a una transacción histórica", destacó.

Explicó que el acuerdo extrajudicial supera cualquier otro monto que se había propuesto y se convierte "en un incentivo" para que los extrabajadores continúen sus demandas contra la Dow Chemical Company, Shell Oil Company, Shell Chemical Company, Shell Chemical LLP y Occidental Chemical Corporation, a las que también consideran responsables por fabricar, distribuir o aplicar el pesticida.

El abogado Mark Sparks, del bufete Provost Umphrey, que representó a los campesinos ante las cortes de Estados Unidos, dijo que el acuerdo beneficia a antiguos trabajadores de Nicaragua, Honduras y Costa Rica.

Uno de los obreros que participó en la firma del convenio, Reynaldo Castillo, dijo que la situación de los afectados es "difícil" y "bastante caótica", porque algunos están hospitalizados y otros sufren los efectos de la enfermedad en sus viviendas.

Mientras, el sindicalista Roberto Ruiz admitió que el convenio "tal vez no es de gran satisfacción", pero sí es "algo para la gente afectada".

Estimó en 17.000 los demandantes que hay en Nicaragua, aunque reconoció que entre ellos hay personas que jamás trabajaron en las plantaciones de banano o mienten sobre sus condiciones de salud.

Aclaró que desde hace quince años todos los afectados entablaron demandas por el orden de los 40.000 millones de dólares contra las empresas que utilizaron el químico Nemagón.

Los pesticidas fueron empleados en las bananeras de Chinandega, una región eminentemente agrícola del noroeste de Nicaragua, en las décadas de los setenta y ochenta, y se calcula que afectaron a unos 26.000 campesinos, de los cuales cerca de 2.500 han muerto, según Victorino Espinales, líder de otro grupo de demandantes.

A causa del pesticida, los campesinos aseguran que contrajeron enfermedades como cáncer de piel, esterilidad, deficiencias en el desarrollo óseo y problemas en la vista, entre otras.