El director de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG), Fredy Peccerelli, quien participó en la investigación de una matanza de 201 personas perpetrada por militares en 1982, denunció hoy ser objeto de persecución y amenazas de muerte.

Peccerelli explicó en una rueda de prensa en la sede de la FAFG, en el norte de la capital, que el pasado 4 de agosto fue perseguido por un vehículo cuando circulaba en compañía del antropólogo Clyde Snow y el fotógrafo Vincent Heptin, ambos estadounidenses, por una avenida del sur de la ciudad.

Según el antropólogo, los desconocidos se acercaron a su vehículo, le cortaron uno de los neumáticos cuando esperaba a que la luz del semáforo cambiase a verde.

Peccerelli fue uno de los miembros de la FAFG que participaron en la investigación arqueológica y testificaron en el juicio contra cuatro exmilitares por haber participado en la matanza de 201 personas el 7 de diciembre de 1982 en una comunidad campesina del departamento norteño de Petén.

El 2 de agosto, el Tribunal de Alto Riesgo declaró culpables de participar en la matanza a Daniel Martínez, Manuel Pop, Reyes Collin y a Carlos Antonio Carias, y los condenó a 6.060 años de prisión.

Peccerelli comentó que después de que el conductor del otro vehículo, con vidrios polarizados, cortó el neumático del coche en el que transitaban, se refugió con sus acompañante durante casi una hora en el estacionamiento de un edificio privado.

Agregó que el pasado lunes depositaron una nota escrita a mano y con tinta roja, en la que lo amenazaban de muerte, en el buzón del domicilio de su hermana Bianka, que está a la par de su residencia.

"Fundación de Antropología. Hijos de p... Nos pagarán lentamente cada uno de los 6.050 años. Por ustedes los nuestros sufrirán, ahora sí no solo los vigilaremos, los dejaremos como a los demás regados", dice la amenaza.

"Freddy te escapaste, la llanta fue poco, la próxima será tu cara hijo de... los tenemos vigilados a todos con sus hijos, carros, casa, escuelas", agrega la nota, que también amenaza a otros tres antropólogos.

"Cuando menos sientan morirán. Sus familias pagarán, ustedes seguirán, los tenemos hijos de..." advierte la nota.

Varios activistas humanitarios que acompañaron a los antropólogos en la rueda de prensa, entre ellos Mario Minera y Mario Polanco, del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh) y del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), respectivamente, condenaron las amenazas de muerte.