Dos policías afganos fallecieron y cuatro más resultaron heridos por disparos de soldados de la misión de la OTAN en un incidente ocurrido en la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, informó hoy a Efe una fuente policial.

Los policías afganos y los militares extranjeros habían tenido poco antes un fuerte enfrentamiento verbal, según explicó un responsable provincial de la policía, Abdul Razaq, quien reconoció que desconocía las causas de la reyerta.

Según la agencia afgana AIP, los policías de un puesto de control en el distrito de Argandab realizaban el rezo de ruptura del ayuno diario -por el mes sagrado del Ramadán- cuando miembros de las tropas internacionales abrieron fuego contra ellos.

Un portavoz de la OTAN declaró a AIP estar al corriente del incidente y afirmó que se ha puesto en marcha una investigación conjunta entre responsables afganos e internacionales para esclarecer los detalles del tiroteo.

Los enfrentamientos entre tropas internacionales y fuerzas de seguridad afganas no son habituales aunque se han dado incidentes aislados en los que policías o militares afganos -generalmente insurgentes disfrazados- han matado a soldados extranjeros.

En el más reciente de esos sucesos, un soldado del contingente internacional murió el pasado 4 de agosto tiroteado en el este del país por un individuo que vestía uniforme de la Policía afgana.