Los piratas cibernéticos han tornado su atención a los teléfonos multiusos.

La semana pasada, investigadores de seguridad descubrieron una nueva variante de software malicioso dirigida a teléfonos multiusos que tienen el popular sistema operativo Android, de Google. El programa no solamente registra detalles de llamadas telefónicas, sino que las graba.

El anuncio se produce un mes después de que investigadores descubrieron un problema de seguridad en los iPhones que hizo que el gobierno alemán advirtiese a Apple sobre la urgencia de la amenaza.

Expertos de seguridad dicen que los ataques a los teléfonos multiusos están creciendo rápidamente, y los autores se están volviendo más astutos en el desarrollo de nuevas técnicas.

"Estamos en la etapa experimental del software malicioso, en la que los malhechores están desarrollando sus modelos operativos", dijo Kevin Mahaffey, co-fundador de Lookout Inc., un fabricante de software de seguridad de teléfonos.

Los piratas han infectado computadoras con software malicioso, conocido como malware, durante décadas. Ahora están dedicándose más a los teléfonos multiusos, a medida que esos aparatos se vuelven parte esencial en la vida diaria de muchos.

Aproximadamente 38% de los estadounidenses adultos poseen ahora un iPhone, un Blackberry u otros teléfonos con el sistema operativo Android, Windows o WebOS, de acuerdo con datos de Nielsen.

Ese es un incremento considerable respecto al 6% que tenían teléfonos multiusos en el 2007, cuando fue lanzado el iPhone y desató profundos cambios en el sector. La utilidad de esos teléfonos, que permite a las personas organizar sus vidas digitales en un solo aparato, es también un atractivo para los criminales.

Los teléfonos multiusos se han vuelto billeteras, buzones electrónicos, álbumes fotográficos y libretas de contactos. Y como los usuarios reciben directamente en ellos las cuentas por servicios comprados con los teléfonos, abren nuevas posibilidades para ataques financieros. Los programas más maliciosos hacen que un teléfono acumule cargos por servicios no deseados, graban llamadas, interceptan mensajes de texto e incluso acumulan mensajes electrónicos, fotos y otra información privada en servidores de los criminales.

Las evidencias de esa invasión están comenzando a emerger.

Lookout dice que ahora detecta miles de intentos de infecciones cada día en teléfonos multitusos que tienen software de seguridad. En enero, había apenas unos pocos centenares de detecciones al día.

La cifra está creciendo casi el doble cada pocos meses. Hasta un millón de personas fueron afectadas por malware en sus teléfonos en la primera mitad del 2011.

Google Inc. ha sacado unas 100 aplicaciones maliciosas de su tienda de software Android Market. Una aplicación particularmente dañina fue descargada más de 260.000 veces antes de que la compañía la retirara. Android es el sistema operativo más popular del mundo, con más de 135 millones de usuarios.

"Los malhechores van a donde está el dinero", dijo Charlie Miller, principal consultor de la firma de seguridad Accuvant Inc., y destacado pirata de teléfonos celulares. "Mientras más personas usen sus teléfonos y almacenen información en sus teléfonos, y las computadoras personales sean menos relevantes, los malhechores van a seguir esa ruta. Ellos saben cuándo tiene sentido cambiar".