El juzgado de Kíev prohibió esta madrugada las reuniones de los partidarios de Yulia Timoshenko frente al juzgado de Pechora, en la calle Kreshátik, y frente a la prisión donde está arrestada la ex primera ministra ucraniana, informó hoy la Coalición de participantes de la Revolución Naranja.

La ex primera ministra, juzgada por abuso de poder y malversación, ingresó el pasado viernes en prisión tras ser arrestada en la sala del juzgado por desacato al tribunal.

El auto prohíbe la celebración de cualquier acto público en toda la calle Kreshátik entre los días 7 y 31 de agosto, y de manera permanente en todo el perímetro de la prisión preventiva Lukyánovskaya, según la agencia rusa Interfax.

El juzgado no prohibió, sin embargo, a los diputados presentes frente al juzgado a informar a los ciudadanos, aseguró el gabinete de prensa de la formación Batkívshina, partido que lidera la ex jefa de Gobierno de Ucrania.

"Batkívshina recurrirá el fallo como contrario a la Constitución y las leyes de Ucrania sobre el derecho a la reunión de los ciudadanos", señaló Serguéi Pashinski, diputado de la fuerza política.

Fuerzas especiales de la policía ucraniana, mientras tanto, rodearon el campamento organizado por la oposición frente al juzgado, donde unas 20 tiendas de campaña y otros tantos diputados del Parlamento exigen la liberación de su líder.

Estados Unidos expresó su preocupación por la detención de la ex primera ministra de Ucrania y llamó a las autoridades del país a liberarla.

"La detención de la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko preocupó a la sociedad internacional acerca del uso del poder en Ucrania y dio a los acontecimientos aún mayor apariencia de persecuciones con motivaciones políticas", señala una nota emitida por la embajada norteamericana en Kíev.

El gobierno estadounidense compartió esa preocupación y pidió, a través del comunicado, revisar la decisión judicial para liberar inmediatamente a Timoshenko.

"Ya habíamos trasladado al gobierno de Ucrania nuestra preocupación acerca de los procedimientos judicial contra la señora Timoshenko y otros miembros de la oposición y seguiremos vigilando con atención esos procedimientos", subraya la nota de la embajada.

La delegación diplomática norteamericana no descarta visitar a la ex primera ministra durante su arresto.